Pagafantas



El toque cavernícola

Lo de pagafantas es una idea machista, un concepto sociológico que sólo resulta claro en un universo que anota las victorias sexuales como los logros del sistema productivo. Pagafantas es el que invierte tiempo y dinero sin conseguir, a cambio de la refrescante bebida, el codiciado trofeo sexual.

Borja Cobeaga, 2009
Reparto: Gorka Otxoa (Chema), Sabrina Garciarena (Claudia), Óscar Ladoire (tío Jaime), Kiti Manver (Gloria), Julián López (Rubén), María Asquerino (Sra. Begoña), Michel Brown (Sebastián), Bárbara Santa Cruz (Elisa), Ernesto Sevilla (primo), Teresa Hurtado de Ory.
Guión: Borja Cobeaga y Diego San José.

La hermosa Claudia, una argentina que reside ilegalmente en España, acoge con los brazos abiertos cada uno de los intentos de acercamiento que Chema inicia con ella. Cada vez lo quiere más como amigo. El chico cada vez la quiere más como mujer. Pero nadie plantea abiertamente el tema sexual.

Jordi Costa la ha comparado con la screwball americana, pero olvida una diferencia esencial. En aquellas comedias, la chica era siempre la que buscaba al hombre. El ignorante era él. En “La fiera de mi niña”, Cary Grant pasa por un sinfín de pruebas mucho peores que las de Chema para acabar demostrando que nunca perderá los papeles, que nunca se enfurecerá con ella, que nunca se aprovechará. Y de esa manera, el hombre ideal de los años 30 ganaba los galones para conseguir a la damisela.

Presiento que ese campo de minas femenino no es un invento de la época del New Deal. Chema, nuestro héroe deja de serlo para siempre en el momento que se enfada, pierde los papeles y reclama su factura. Chema, a diferencia de Cary Grant, Clark Gable o Gary Cooper quiere canjear las fantas por sexo y por eso no nos cae, ni nunca nos caerá, bien.

El tío Jaime, que no es su tío, es una ocasión para volver a ver a Oscar Ladoire. Igual que el fantasma de las navidades futuras, el tío Jaime es otro pagafantas casi retirado. Él y sus consejos, que no quiere dar, animan con gotas de humor la historia, y empujan al indeciso protagonista. Otro detalle que salva parte de la película de la quema son las elipsis. Cuando Chema bebe borra de su memoria cuanto le ocurre, y es desternillante comprobar donde acabará cuando despierte, en que lugar, con que pinta...
El País. Jordi Costa: El parentesco con el espíritu de la screwball comedy parece claro desde este arranque, aunque Cobeaga también tiene el buen gusto de contar a Richard Quine entre sus referentes. La mecánica narrativa -que somete al antihéroe masculino a un crescendo de humillaciones emocionales: casi unas Olimpiadas del patetismo- puede recordar al modelo Apatow

8 comentarios:

Sesión discontinua dijo...

Tienes razón en tu lamento machista; y sin embargo los pagafantas existen y existirán mientras haya hombres. Que no esté bien retratado el personaje o contada la película es otra cosa... Pero el humor sangrante y destructivo puede dar como resultado una buena peli. Y si no que se lo digan a Kevin Smith.


Nos leemos!!!!

Ulukai dijo...

Gran verdad: existen, existirán, y tendrán graves secuelas psicológicas, y si no mirad este video, que no recuerdo muy bien de donde sale...
Terapia de grupo para pagafantas

Oscar+AB dijo...

Tienes razón en que es machista que los tíos cataloguen de triumfos o derrotas el follarse o no una tía: de hecho es desagradable que el protagonista deje a su novia para mojar el rabo por doquier (porque si la quiere es de gilipuertas dejarla). Pero el problema del pagafantismo va más allá del "honor". Lo que retrata es que hay tipos que de por sí son atractivos y tipos que no lo son ni en pintura. Vale que la argentina no se da cuenta nunca de la explosión agresiva del pagafantas, pero a pesar de ello le da más mimo al pagafantas que al tío de pasión de gavilanes, pero sin embargo al tipo ese se lo folla porque es atractivo, a pesar de que se peleen y reconcilien constantemente. Y mira que con el pagafantas se ven más a menudo y hacen actividades juntos muy entrañables, pero nunca le dará ese "amor especial" que se culmina en una cama, de la misma manera que a Oscar Ladoile tampoco se le recompensará así a pesar de que le tengan como un trozo de pan. El problema del fenómeno básicamente está cuando el chico da demasiado de sí hasta el punto de que se aprovechan de él, soy consciente lo desagradable que es cuando un tío es simpático y a la que se da cuenta que no puede follarte no te dirigue más la palabra, pero hay muchos niveles de pagafantismo. Y, por cierto, los Cary Grant son personas atractivas, por eso acaban con tema, pero es que el pagafantas es, como dice su madre, "de esos chicos que los ves y ves que no".

De todos modos está bien el tema que trata la película, de alguna manera hace que te plantees si vale la pena dejarse peinar como Bunbury y casarse por conveniencia a cambio de sólo amistad. ¿O no está bien que muchos tíos miren de no verse retratado como el "neneeeee"? XD Y también te muestra que los tíos buenorros se las van a follar sin ni siquiera currárselo y haciendo que se enfaden y reconcilien constantemente, por lo que los tíos que no estén buenorros pues sólo les queda ser entrañables pero evitando caer en la esclavitud que implica la condición de pagafantas.

Por cierto, la película es de morirse de risa XD El final es absurdamente tronchante con lo de "aquí tiene su refresco, señor Bunbury" XDXDXD

El Cortometrero dijo...

La pelicula esta divertida, pero no aporta nada nuevo al género de la comedia y no es nada innovadora, me esperaba algo mucho mejor viniendo de un director que inclusive ha estado nominado a un Oscar.

Jose dijo...

Hola, aun no he visto esta pelicula, me gustan las comedias españolas y la quiero ver, asi que aun no puedo hacer una critica constructiva. Por cierto muy bueno el blog.
Unos amigos y yo hemos creado un blog de cine pasate por alli si te apetece

http://cineclubconcerveza.blogspot.com/

Hayley Stark dijo...

hola!
acabo de descubrir este blog y me alegro :) me voy a pasa a menudo a ver si vamos coincidiendo. el pagafantas no la he visto y ya no creo q la vea hasta q salga en alquiler, así que veamos cuales tu siguiente opinión :)
besos

DON.mejias dijo...

castaña de película. El género comedia romántica, es caca. Poco original, previsible, sin gracia, y encima recurren a actores que hicieron en algún momento de su carrera una peli que tubo gracia, en este caso, muchachada y la serie esa de cuestión de sexo, donde parece que es mismo personaje de la serie.

Lo que viene a ser, otra gran cagada del cine español. Para mi gusto


por cierto, aun se alkilan peliculas.

Tarquin Winot dijo...

Pues personalmente, creo que es una de las mejores comedias españolas de los últimos años. Me resulta original, divertida, amarga en ocasiones y, apesar de un importante bajón en el tercer cuarto, llena de ritmo y buen criterio cinematográfico. Me gusta que esquive el final flácido "made in Hollywood" y creo que su protagonista es el Gabino Diego del siglo XXI, lo que no debe entenderse, precisamente, como una crítiva, sino todo lo contrario (Gabino, vuelve).

Buen blog, me apunto a tu carro.

top