Poner un límite



House le debe a su amigo Wilson $5000 y Wilson ha invitado por sorpresa a los padres de House a cenar. House no quiere verlos así que le ofrece devolverle su dinero si llama para cancelarlo.

Wilson: Espera ¿Tienes el dinero? ¿Entonces para qué me lo pediste?

House: Quería ver si me lo dabas. Te voy pidiendo cantidades cada vez mayores desde que me prestaste aquellos $40. Un pequeño experimento para ver donde ponías el límite.

Wilson: ¿Estás tratando de evaluar cuanto valoro nuestra amistad?

House: Son cinco mil. No tienes por qué avergonzarte. (House rellena un cheque) A ver, una llamada telefónica y cobras este cheque.

Wilson: Vale. (Toma el cheque y se sienta en su coche) Ahora sé maduro y elige: o le dices a tus papis que no quieres verlos o te recojo a las nueve para cenar.

House: ¿Cómo dices? ¿No has dicho que ibas a ayudarme?

Wilson: Te he mentido. Te estoy mintiendo cada vez más desde que hace un año te dije que te sienta bien ir sin afeitar. Un pequeño experimento para ver donde ponías el límite.

Wilson cierra la puerta del coche y House se queda fuera con cara de idiota.

1 comentarios:

Anita dijo...

jajaja, son geniales!!

top