Vicky Cristina Barcelona



El cine de Allen

Con la mayoría de los directores conocidos nos ocurre que vamos a verles sabiendonos lo que van a darnos. Con Woody Allen siempre oigo la misma discusión de si la película es más suya que otras o se sale de su cine. Nadie se pone de acuerdo. A Woody Allen le ocurre que cada uno cree que tiene clara una idea de él, y de cual es su cine, pero no tenemos más que un fragmento muy parcial, y al final siempre nos desborda. Creemos que nos falla, pero somos nosotros los que fallamos.


Woody Allen, 2008
Reparto: Javier Bardem (Juan Antonio), Patricia Clarkson (Judy Nash), Penélope Cruz (María Elena), Kevin Dunn (Mark Nash), Rebecca Hall (Vicky), Scarlett Johansson (Cristina), Chris Messina (Doug), Zak Orth, Carrie Preston, Pablo Schreiber.
* * * * *
Hay quien cree que Allen está en su mundo verbal de juegos semánticos y de respuestás ágiles, pero Allen no se acaba ahí. En “Vicky Cristina Barcelona” quiere evitar el chiste oral, el marido cuenta uno que debe ser bueno, pero lo corta a la mitad con el sonido de la música. Reserva todo su humor para sus giros dramáticos, para sus tiros a bocajarro directos al corazón de nuestros hábitos narrativos. Allen juega al eterno juego de asombrarnos, sólo que él no juega con el espectador, ni con la información. Sus trucos no son los del prestidigitador que nos asombra con su chistera, sino los del cirujano que disfruta descubriendo cada brizna de vida que hay en un tejido humano. Para conseguir semejantes vuelcos en la audiencia, otros, como Jerry Bruckheimer tienen que gastarse millones de dólares en efectos especiales.

Toda la película está narrada en tercera persona, como un relato decimonónico, o como una película francesa, y todas las cartas están a la vista desde el principio. Vicky, nos dice, no sabe lo que busca en el amor, pero tiene una idea clara de que es lo que no quiere. Cristina, en cambio tiene todo controlado. Llegan a Barcelona para pasar dos meses, y las dos tendrán que enfrentarse a los estragos que causa en sus corazones conocer a un hombre sorprendente que interpreta Javier Bardem. Allen teje una historia de variaciones y permutaciones sobre el modo en que dos mujeres, o bien nosotros mismos, lidian el toro de la embriaguez, de la seducción frente a la responsabilidad.

Vicky está, desde el principio, dispuesta a entregarse a la pasión. Parece la más débil, pero precisamente su capacidad de aceptar la hace más invulnerable. Cristina tiene trazado un camino demasiado estrecho, y por eso le resulta más fácil caer en las garras del embrujo, como le ocurre cuando oye el sonido de la guitarra.

El personaje de Bardem, el artista capaz de seducir a todas las mujeres, es un ejemplo del inmenso respeto que Allen tiene por otras culturas. La Barcelona y la España de Allen no conocen el tópico. El personaje de Penélope Cruz es el menos alleniano que conozco. El director la deja hacer, pero no es una de sus criaturas. Los personajes de Allen son siempre caricaturescos porque no son víctimas, sino autores de sus propios excesos. En allen todos los personajes viven sus dramas como si una parte de ellos no se los creyeran, por eso nos hacen gracia. No se esfuerzan como ella. Es una pena que la actriz española no aprovechara el rodaje con Woody Allen para añadir esa faceta a su repertorio.
Javier Ocaña. El País: Sexy, divertida y seguramente mucho más compleja de lo que parece, contiene una mordaz visión de las relaciones afectivas, cargada de vitriolo y de un humor negro y sangrante que apabulla por su desesperanza.
Roberto Piorno. Guía del Ocio ***: "Vicky Cristina Barcelona" nos devuelve al Woody Allen en plan etológico, que se ríe de la vida por no llorar, maléfico demiurgo presto a inundar de obstáculos y trampas la inestable estabilidad de sus criaturas. [...] Barcelona no es sino un apéndice exótico de Manhattan, un Nueva York de sensuales formas mediterráneas.
Enrique Colmena. Criticalia *: La visión que se da de España no excede la que pueda tener un turista americano en una estancia de una semana: mucha postal, muchas tapitas en los bares, hasta una velada con guitarrista para una recua de ociosos progres…
Aberto Bermejo. Metropoli ***: bajo su aparente ligereza y cierto desaliño, esconde sugerentes destellos de complejidad y melancolía y la evidencia de que a su autor, más que la perfección, lo que parece interesarle es la posibilidad de seguir contando sus rocambolescas historias como soporte de su irónico punto de vista sobre el mundo y sus habitantes.
Vicente Molina Foix. El País: casi seguro de que Allen no ha visto los modelos de cine de barrio que, sin saberlo, imita: Las chicas de la Cruz Roja, Muchachas de azul o El día de los enamorados.
Arcadi Espada: Dentro de algunos años la veremos como un ejemplo kitsch del régimen nacionalista, con la misma hilaridad y compasión que vemos hoy las películas de Juan de Orduña.
Roger Ebert ***: "Vicky Cristina Barcelona" is typical of a lot of his mid-range work. It involves affluent characters at various levels of sophistication, involved in the arts and the intrigues of love. They're conflicted about right and wrong. They're undoubtedly low-level neurotics. [...] All the time, Allen gives us a tour of the glories of Barcelona, the city of Gaudi and Miro, the excuse being that Juan Antonio is showing the girls the sights. As Hollywood learned long ago, there's nothing like a seductive location to lend interest to whatever is happening in the foreground.
Diario del rodaje. El País.
Entrevista a Woody Allen. Dirigido por.

RT | IMDB | MRQE

3 comentarios:

EL INDIO JOHN dijo...

Qué blog más bueno, ésto verdaderamente es un hallazgo, un descubrimiento. Me parecen formidables tus reseñas, de una rgan calidad, gusto y entendimiento. Con tu permiso te incluiré en mi blog como recomendación.

Jose C. dijo...

Se agradecen este y todos los ánimos que nos dan. Por cierto, Indio John, tengo curiosidad por ese blog de libros que está recién innaugurado...

EL INDIO JOHN dijo...

Pues ahí lo tienes, para cuando gustes; no es ni la mitad de la cuarta parte de bueno que éste: me dejas comprometido a subir el listón, jeje.
Un saludo

top