Speed Racer



Hallazgos expresivos


Andy Wachowski y Larry Wachowski, 2008
Reparto: Emile Hirsch (Speed Racer), Christina Ricci (Trixie), Matthew Fox (Racer X), Susan Sarandon (mamá Racer), John Goodman (Pops Racer), Kick Gurry (Sparky), Paulie Litt (Spritle), Roger Allam (Royalton), Hiroyuki Sanada (Sr. Mushi), Richard Roundtree (Ben Burns), Rain (Taejo), Christian Oliver (Snake Oiler), Benno Fürmann (inspector Detector).
Guión: Andy Wachowski y Larry Wachowski; basado en la serie de dibujos animados creada por Tatsuo Yoshida.
* * * *
Creo que si Eisenstein o Kuleshov levantaran la cabeza se quedarían alucinados con Speed Racer mucho más que con ninguna otra película reciente. Todos los hallazgos de Speed Racer son visuales, y sobre todo, son de montaje. La intención de los Wachowski era abarrotar la pantalla de recursos expresivos. Para mostrar los sentimientos y recuerdos de los personajes, utilizan el trozo de pantalla que queda libre. La pantalla de los Wachowski se convierte en algo distinto a lo acostumbrado, se convierte en un lienzo protéico, una página de tebeo, una pantalla de ordenador cuajada de iconos. Para los creadores de Speed Racer, la pantalla abandona su función tradicional, la de representar el espacio físico de los personajes y da un salto hacia otro plano, el de representar dimensiones intelectuales y emocionales.

Speed Racer es una de las películas más imaginadas que he visto en mi vida; con todo lo bueno y lo malo que eso conlleva. Difícil encontrar algo tan poco natural como esas cortinillas y esos circuitos de vértigo. Difícil encontrar semejante libertad de un cineasta con su cámara.

No es del todo justa la acusación de que carece de argumento. Lo hay, y es bueno, pero no hay en él ninguna apuesta. Es una historia de David contra Goliat que hemos oído muchas veces. Los buenos son la familia que come tortitas en la cocina, los malos picotean en un buffet millonario; los buenos creen en sus sentimientos y en el esfuerzo individual, los malos invierten en bolsa.

3 comentarios:

Andrés dijo...

Qué casualidad, ayer estube viendo esta película, y estoy de acuerdo con lo que escribes respecto a los logros visuales. La verdad es que fui al cine sin más pretensión que la de entretenerme un rato, pero no me esperaba semejante apabullamiento de efectos especiales. Y sin embargo la película me dejó algo frío... Creo que gran parte de la culpa la tiene el vomitivo y estereotipadísimo protagonista.Los Wachovski son como el Roland Emmerich: hicieron una película impactante, y ahora tienen carta blanca para hacer lo que les salga de las..

En fin, un saludo.

valenchito dijo...

Muy buena la crítica, estoy de acuerdo con lo que escribes, a mi me pareció que el director dice, hace sentir y cuenta la historia con las imágenes y es algo que no hacen la mayoria de los directores actuales. De haber elegido no veía esta pelicula pero gracias a mi chica la ví y la verdad que me sorprendió. si puedes date una vuelta por mi blog www.cineazul.blogspot.com

J.A.P dijo...

Yo todavía más. Obra maestra.

La historia no es original, pero se hace nueva por estar en un nuevo espacio visual, nuevo ritmo, haciendo conciso en el fondo lo que en la forma parece tan barroco y desmesurado. Es como si la forma y el fondo se diluyeran.

Milagro cinematográfico.

top