La cosecha



Relecturas


Stephen Hopkins, 2007
Reparto: Hilary Swank (Katherine Winter), David Morrissey (Doug), Idris Elba (Ben), AnnaSophia Robb (Loren McConnell), Stephen Rea (padre Costigan), William Ragsdale (sheriff Cade), John McConnell (mayor Brooks), David Jensen (Jim Wakeman), Yvonne Landry (Brynn Wakeman), Samuel Garland (William Wakeman).
Guión: Chad Hayes y Carey W. Hayes; basado en un argumento de Brian Rousso.
* *
No sé que crítico decía que las obras nuevas no se inventan de la nada, son malas relecturas de las viejas. Hay quien manosea a los predecesores porque cree que puede mejorarlos. Por ejemplo “La cosecha” es la relectura de un espectador que se quedó con ganas de despacharse con el niño orejudo que hace de Demian en “La profecía”. Esa espina podría explicar media película. El final no. El final pertenece a la moda “poker” del cine de hoy, que consiste en sacar una carta de la manga que le da la vuelta a todo lo que creíamos, la mujer del alcalde no es su mujer, es un travesti, el pueblo no es un pueblo, está pintado... Todo, con tal de sorprender.

Un test seguro para distinguir cuando te cuenta la historia un director inteligente y cuando te la cuenta un tonto es como el protagonista descubre la verdad. La verdad puede venir de la mano de un científico con melena blanca (el camino rápido), de un moribundo, de un cotilleo, de un ordenador, de un secreto que nadie debería saber (esta suele ser la más fiable). Los protagonistas inteligentes filtran lo que oyen, discuten, se resisten a creer. El director de “La cosecha” ha elegido un atajo más corto aún que el del científico de la melena blanca: ha elegido la mesa de montaje. Yo todavía no sé si felicitarle por el morro que le echa o decirle que se vaya a hacer gargaras. No tiene desperdicio, la protagonista se entera de la verdad de la historia porque el montador le pone delante la secuencia de los hechos tal como ocurrieron. Nadie habla, nadie explica, aparecen las escenas y ya sabemos que fue así.

La protagonista es una profesora universitaria que estudia milagros para darles una explicación científica. Había sido misionera en África, pero una tragedia le hizo renegar de su fe. Ahora la llaman de un pueblo llamado Haven donde unos fenómenos paranormales apuntan a que una niña es la encarnación del diablo.

Los haveanos, o haveneños, no me sé el patronímico, están sufriendo una por una las diez plagas bíbilicas. La lista de las diez plagas es igual de socorrida que la de los siete pecados capitales, o los cuatro evangelistas. La teología es un tesoro inagotable de esqueletos narrativos para autores sin imaginación.

Conscientes o no del dolor de cabeza que significa su propuesta, los autores han puesto todo de su parte para que al menos no resulte indiferente. Haven es el lugar donde se libra la batalla entre el bien y el mal. Allí es donde se decide si el demonio va a dominar el mundo y por tanto nos van a subir todavía más el recibo del teléfono, o si Hillary Swank va a salvarnos de tener que hacer cola en la ventanilla del banco. Me pregunto por qué el demonio elige formas tan raras en las películas cuando uno se lo encuentra en cada esquina con ropa de paseo.

11 comentarios:

Sergi Bellver dijo...

Bienhallado, Jose.
Me quedo con tu última frase, aunque le cambiaría la ropa de paseo por el traje de sastre con raya diplomática, la parca de cazador con cuello vuelto de pana, reblandecido por la gomina, o el vestido de noche con escote fatal de Dior y bolso de Prada a juego. En fin, cualquiera de los uniformes de camuflaje que usa ese señor que guarda el cuarto de calderas de nuestro mundo, de nuestras miserias.
Creo que tu otra bitácora, tan, efectivamente, neoliberal y prosaica, es incompatible con el lirismo insufrible de la mía, o viceversa, bien lo sabemos. Pero debo reconocer que en la mayoría de las “reseñas” que hoy he podido leer en ésta, por fin, has estado de lo más lúcido. Por eso, sabiendo que te es indiferente, y sin esperar nada, en breve te incluiré entre mis enlaces. Porque el cine también me importa, y porque los críticos de siempre ya me agotan, sólo por eso.
Un fuerte abrazo.
Pd: ¿Y qué tal “haveneros”?

José Merino dijo...

El demonio vive en los detalles, repite mi abuela como advertencia a la miopía, y es en ellos que se revela el valor, en este caso, de una pelicula: $0

Paxton Hernandez dijo...

¿Allá se llamó La cosecha? WTF?

Esta es una de las peores películas que he visto este año.

Signo de los tiempos: Hollywood está recogiendo el dinero con palas y no saben donde ponerlo. ¿Qué les gusta, 40 millones de dólares verdes?

Pésima cinta. Saludos!

esther dijo...

Desde luego la tónica estadounidense no da lugar para sorpresas. Los films realizados al más puro estilo norteamericano empiezan a cansar al público (desgraciadamente no a la mayoria) con sus cada vez más "estúpidos guiones". Y es que hay un costumbre muy feo de denominar a estas películas por el hecho de que " no es una peli buena pero...me entretiene". Error!! Más que entretener, saca de quicio. Escenografías, argumento, diálogos, puesta en escena,...todo en base al dinero que se reembolsan.
En fin, me presento. He creado un blog dedicado a la crítica, análisis y presentación de films de cualquier tiempo y estilo. Buscando he llegado aquí y me parece un blog muy interesante. Seguiremos adelante en las críticas y análisis del séptimo arte.
Saludos!

Jose dijo...

Saludos a los cuatro. Es la primera visita, si no recuerdo mal.

Antonio J. Palacios Álvarez dijo...

Hola amigo bloguero!Buen blog de cine. Me parece bastante interesante. Así antes de ver la pelicula en el cine me pasaré a ver que te parece, o despues de verla, para ver si coincidimos en gustos o no jeje.

Aqui te dejo mi blog por si quieres visitarlo:
http://alvear07.blogspot.com

Hicks dijo...

Su mayor gancho es recrear las plagas biblicas, por lo demas, nada nuevo.

Ariana dijo...

Hilary Swank de niña pasó hambre y en su familia le enseñaron a no rechazar ningún trabajo. Imagino que le debió pasar eso porque yo no me explico como teniendo 2 jóscares hace chufas como esta y las otras tantas que ha hecho. O eso o es que no tiene criterio.
Saludos!

JohnTrent dijo...

En tus primeras lineas creo -y digo creo puesto que aun no la he visto, pero me la imagino- que describes muy bien la esencia de una pelicula como La cosecha. Este tipo de productos de terror mainstream se han convertido en los ultimos años en una idea desaprovechada, en muchas ocasiones, por un desarrollo forzado que lo unico que pretende es llegar al supuestamente inesperado giro final con el que pretenden sorprender a los espectadores y hacer que estos salgan del cine con la misma sensacion que sintieron tras ver El sexto sentido -y esto es tarea harto dificil, pues aquella, ademas de ser en conjunto una gran pelicula, no descuidaba ningun detalle en el guion y, ademas, sorprendia de verdad, cosa que hoy dia ya no es facil dado que todo esta muy visto en este tipo de peliculas-.

Por otro lado, La cosecha no me llama la atencion para nada, y eso que me trago casi cualquier peli de terror que tenga oportunidad de ver.

.:: Bogotá 35MM ::. dijo...

Hola José, me enocntré con tu página recorriendo blogs de cine.

Te invito al mío, se parece un poco al tuyo.

Te cuento que hice unr eseña sobre 'La vida de los otros'. Te invito a que te pases por allá. Un saludo,

Hay Cine dijo...

jajaja, la onda poker es cierta, impresionaba si se encontraba en los años 50', 60', pero ya habría que ir cortándola, sin embargo, si no se exagera en plan "cambio drástico", no creo que este mal. Lo que si creo que va estar mal es esta película, nunca creo confirmarlo porque dudo que alguna vez la vea, no me llama la atención y por los avances que ví es malísima, y vos medio que me lo confirmás, así que gracias.

Por último, tenes razón, algunas películas se empeñan en disfrazar los males de maneras raras y psicoldélicas cuando en realidad son cosas comunes que se ven todos los días por la calle, como ellas mismas.

Beso.

top