WALL-E



Chaplins y E.T.'s solitarios

Wall-e es un robot encargado de reciclar basura. Recoge latas y basura, los introduce en un recipiente que lleva en el pecho y luego apila los cubos reciclados en montañas que compiten con los rascacielos de Manhattan. El problema de Wall-e es que lleva ya 700 años repitiendo la tarea. La humanidad se ha ido del planeta y él se ha quedado solo.

La primera parte de Wall-e es un poema dedicado a la soledad. Su amor por el único ser vivo que queda

"WALL-E"
Andrew Stanton.
País: USA.
Año: 2008.
Duración: 98 min.
Género: Animación, comedia, ciencia-ficción.
Doblaje original: Ben Burtt (WALL·E/M-O), Elissa Knight (EVA), Jeff Garlin (Capitán), Fred Willard (BnL CEO/Shelby Forthright), John Ratzenberger (John), Kathy Najimy (Mary), Sigourney Weaver (Computadora).
* * * *
, un insecto, su colección de cachivaches que ha ido ordenando durante siglos, su rito de ver una cinta de vídeo antigua (Hello Dolly!), todos ellos son metáforas maravillosas de la soledad. La más impactante es la de los rascacielos de basura reciclada que levanta sin cansarse.

En cine y en literatura, siempre he distinguido a los creadores de momentos de los elaboradores de discursos. Los primeros, los miniaturistas, se pierden al tener que llenar un largometraje o un libro. Le ocurría a Chaplin, a Baroja, a Chesterton. Los segundos solo se disfrutan cuando se llega al final. Wall-e funciona como una colección fabulosa de pequeñas situaciones. La colección de robots locos, la humanidad del futuro encerrada en sus pompas de jabón, wall-e y su relación con Eva. Cada detalle es un regalo para los sentidos. Pero el discurso narrativo abandona las grandes apuestas y vuelve a la autopista segura de los mensajes aceptados. El motín de los terminators y nexus5 rebeldes no deberían haber escandalizado a los republicanos. Caben dentro de su propio discurso, porque todo el mundo arrima el ascua a ese tipo de sardinas.
Jordi Costa. El país: Con la mirada de un astro triste de cine cómico, Wall·E es un robot programado para prensar y ordenar chatarra que sigue ejerciendo su labor en una Tierra convertida en deshabitado vertedero. Enganchado a Hello, Dolly! (en la versión cinematográfica de Gene Kelly) y al coleccionismo compulsivo de memorabilia humana, Wall·E tendrá ocasión de tantear esa vida emocional que la humanidad abandonó cuando se cruce en su camino Eva, un prodigio tecnológico tan erótico como un I-Mac y tan letal como una bomba H. La improbable, pero conmovedora historia de amor, proyectará sus efectos redentores sobre la antiutopía flotante, obesa y consumista que mantiene entre paréntesis a los seres humanos.

Los animadores de Pixar se han impuesto aquí un desafío respetable: agotar el arsenal expresivo de unos personajes con un repertorio comunicativo tan sintético que casi parecen haikus en movimiento. Tanto los robots como esa cucaracha que se diría resuelta en una línea serán, sin duda, objeto de incesante estudio en escuelas de animación.

Roberto Piorno. Guía del Ocio *****: Pixar, una vez más, ha dado de pleno en la diana, y lo hace, otra vez, reinventándose y explorando límites jamás hollados por el cine animado. Lo de "Wall-E" es una colosal vuelta de tuerca a los parámetros comunes del cine familiar. Stanton riza el rizo buscando nuevos territorios vírgenes de expresión en sentido inverso al enfilado por otras potencias del sector. Mientras los demás buscan el ruido y la morralla dicharachera, la incontinencia verbal y el chiste idiota, Pixar vuelve a los orígenes, a las raíces mismas del séptimo arte en busca de una pureza expresiva deliciosamente primitiva, esencialista y, precisamente por ello, contra toda corriente. La cinta de Stanton ensaya la comunicación con el cine de Chaplin, de Lloyd o de Keaton, al abc del lenguaje fílmico en virtud del cual una imagen vale más que mil palabras. Y es en ese entrañable rumbo al pasado donde Pixar encuentra una ruta brillante hacia el futuro.

4 comentarios:

Emanuel dijo...

esta burno el blog ya entraste al mio

http://zonaemanuel.blogspot.com

Diddlina dijo...

Me gustó tu crítica sobre la peli, el sábado fuí a verla y en mi blog también hablé de ella. La verdad que es una película cargada de momentos muy distintos tiernos,divertidos, tristes, meláncolicos y adorables.Te invito a que te pases a visitarlo!

Alex dijo...

Una autentica obra maestra. Con el tiempo será recordada al lado de las más grandes. ¿Es de animación? ¿Que más da?

Ojalá se hicieran más peliculas así. Wall-e y Eva son la pareja con más quimica en años en el cine.

DIALOGUISTA dijo...

Eso consigue la peli, momentos cargados de significado en si mismos. Imposible no empatizar con Wall-e!!!!!!!!!!

top