El perfume



Una broma perversa


Tom Tykwer, 2006.
Género: Drama, thriller.
Interpretación: Ben Whishaw (Jean-Baptiste Grenouille), Alan Rickman (Antoine Richis), Rachel Hurd-Wood (Laura Richis), Dustin Hoffman (Giuseppe Baldini), Simon Chandler (mayor de Grasse), Jessica Schwarz (Natalie), Sian Thomas (madame Gaillard), Sam Douglas (Grimal), Corinna Harfouch (Madame Arnulfi).
Guión: Andrew Birkin, Bernd Eichinger y Tom Tykwer; basado en la novela "El perfume" de Patrick Süskind.
* * * *
Cuando alguien habla de un libro que no le ha gustado te dice que está bien escrito. Siempre que oígo a alguien decir que un libro está bien escrito pienso que lo ha acabado a la fuerza. Los libros que a mi me gustan no están bien escritos, simplemente son estupendos. "El perfume" me pareció un libro estupendo, por eso odio escuchar que está bien escrito. Odio sobre todo cuando alguien dice que Süskind sabe mucho de olores. "El perfume" no es un manual de olores. Si fuera un manual de olores no sería un libro estupendo.

Los olores para Süskind son un ejercicio de sinestesia, algo así como hablar de colores para describir una música. De hecho, la película usa la música para que entendamos la emoción del protagonista. El olor es esa cosa indefinible que hace que unas personas nos agraden y otras nos sean indiferentes o insoportables. El perfume es lo que todo el mundo busca cuando se somete a cirugía estética, compra ropa cara, se mete en cursillos de hablar bien, buenos modales, o lee libros de como gustar a la gente. El perfume maravilloso, el que guste a todo el mundo es lo que todos queríamos encontrar, pero la única persona del mundo que sabe como fabricarlo es Jean-Baptiste Grenouille.

De la película de Tykwer me gusta la lectura que ha hecho de Süskind. Si a alguien no le gusta no podrá decir que está bien escrita, pero puede hablar de la fotografía. Lo que Süskin se proponía, en el fondo, era lanzar un sarcasmo absolutamente perverso. Una vez conseguido lo sublime, a todos los personajes les da igual la justicia. Probablemente, también, a todos los espectadores. La broma, difícil de reír porque dura dos horas, y porque además es un poco filosófica, consiste en que el amor, esa cosa que tanto nos gusta, es una mentira. Nadie nos va a amar nunca, porque lo único que los demás pueden percibir, experimentar o desear de nosotros es nuestro perfume.

4 comentarios:

Cineahora dijo...

La película puede gustar más o menos, pero no hay duda que Tom Wykwer arriesga, y también logra imágenes y momentos espléndidos.

Un abrazo !

Maximiliano dijo...

una película que deseo ver proximamente ya que amo el libro , claramente no ire con la idea de como es traspasado el libro a la película si no que me percatare solo de que forma se va desarrolando la pelicula...

Nüx dijo...

"El Perfume"?¿?
9,9 sobre 10

Ratubeji dijo...

Mi conclusion:

Si Jean-Baptiste Grenouille tubiera olor
¿Seria capaz de amar?.

Si no hubiera descubierto que el secreto del amor es el olor en si
¿Seria capaz de amar?

Si no tubiera el don de "saber oler"
¿Seria capaz de amar?

Si no superia nada sobre el amor/olor
¿Seria capaz de amar?

Para poder amar, es mejor no saber nada sobre en que consiste el amor, por eso no le importa ni el amor ni la justicia ni la vida, por eso se suicida a traves de su propio conocimiento

top