Master and Commander

Peter Weir, 2003
Reparto: Russell Crowe (Capitán Jack Aubrey), Paul Bettany (Médico de a bordo Stephen Maturin), Billy Boyd (Timonel Barrett Bonden), James D'Arcy (Oficial Thomas Pullings), Lee Ingleby (Guardiamarina Hollom), Georges Innes (Joe Plaice), Mark Lewis Jones (Hogg), Chris Larkin (Capitán Howard), Richard McCabe (Higgins), Robert Pugh (Capitán Allen).
Guión: Peter Weir y John Collee; basado en las novelas de Patrick O'Brian.
* * *
La historia del mundo frente a la historia natural

Gracias a las fantasías modernas he aprendido un montón de razas de la tierra media, conjuros y triquiñuelas para aprobar en el colegio Hogwarts, inventos estupendos que nunca se construiran y tipos de poquemon que reaccionan con otros según se les coloque. Un espectador de nuestros días puede hacerse una carrera y un master si lo prefiere sin salir de la sala de cine y además será un título estupendo porque jamás le servirá para nada en su vida. Dos ejemplos de vacío absoluto y de desperdicio son Lara Croft y La momia. Con el sin fin de maldiciones y dioses que tiene nuestra historia se ve que a los creadores no les convenció ninguno y en vez de enseñarnos historia nos llenan la cabeza con más pájaros.

Llevo tiempo quejándome de la vacuidad de tantísimo invento y novedad sin que nadie me escuche, pero no pienso callarme. Si tenemos poco tiempo para aprender los directores de cine podían tener la delicadeza de ofrecernos en sus dos horas y con sus presupuestos cada vez más equiparables al del ministerio de cultura, cosas útiles, historia, naturaleza, ciencia, arte... Como espectador lo agradezco casi siempre.

Master and Commander es un buen ejemplo de lo que digo que ojalá cree escuela. Está ambientada en las guerras napoleónicas, habla de la medicina de aquella época, de cómo guerreaban dos barcos, de algunos detalles de su construcción y los vientos, también habla de las supersticiones de la tripulación y de liderazgo. El médico nos enseña la medicina de la época, es a la vez un naturalista y va estudiando especies animales nuevas.

Una labor de Peter Weir a la que por desgracia ha dedicado esmero ha sido podar todos estos conocimientos para no rodar un serial del National Geographic. Estoy seguro de que más rollo le hubiera encantado a muchos espectadores, no sólo a mi.

La película se inicia en la costa del Brasil. La nave Surprise es atacada por la francesa Acheron que la supera en todos los aspectos y además la aborda en un ataque sorpresa. El capitán Aubrey (Russel Crowe) escapa por los pelos pero no se da por vencido. Reconstruye su barco y decide dar caza al barco francés que recorre la costa sudamericana con destino al Pacífico.

El tema de la película parece en un principio la obsesión del capitán por vencer a un enemigo superior a él. Pero a lo largo del periplo vamos descubriendo que su verdadero antagonista es el médico de abordo al que admira por sus conocimiento pero al que enfrentan sus motivaciones. Uno tiene un fin político, el miedo a la invasión de Inglaterra por los franceses, mientras que el otro tiene un fin científico, sabe que lo que está observando puede cambiar nuestra concepción del mundo.

1 comentarios:

Juan Manuel dijo...

Quiero agradecerte el comentario de esta película. Me parece muy acertado. No sé si has leído alguna de las novelas de O'Brien (en cuyos argumentos se basa esta película), pero has acertado de lleno en lo de que el verdadero antagonista a Aubrey es el doctor Maturin.
Películas como éstas ya se hacen muy pocas.

top